[gráfica de la frase ser pro neuro diversidad es ser anti racista. Diseño por @jtknoxroxs]

Está fuera del ámbito de mi entendimiento cómo alguien puede funcionar con aparente paciencia en estos tiempos de agitación. Es como si la sociedad se estuviera colapsando y con justa razón. Estamos en un periodo revolucionario que se atiza con una respuesta deslucida por parte del gobierno frente a la pandemia del COVID-19 y con la furia por la manera en que las personas negras han sido tratadas todo el tiempo desde que han vivido en este continente.  Esto me lleva a preguntarme por qué el asesinato de George Floyd obtiene una respuesta tan diferente por parte de las personas blancas esta vez. Tal vez ellos se están acostumbrando a ser tratados como si no fueran más el centro del universo y eso no les gusta para nada. Después de todo, no hay nada como que un presidente a quien le importa poco, le quite a uno todas las cosas que uno valora y apoya.

Parece irónico que la gente esté posteando y compartiendo su furia cuando por décadas las personas negras han estado implorando que la gente se interese en ellos.  Para mí, eso todavía se siente falso, por ejemplo, si la pandemia no estuviera ocurriendo, ¿se interesarían? La verdad, no lo sé. Después de todo, ¿dónde han estado para las personas discapacitadas? Somos la minoría más grande del país y, aún así, el público en general, incluidos quienes abogan por otros grupos minoritarios, continúan subestimando nuestros derechos. Se necesita que haya un lugar en cada mesa para nosotros sin que tengamos que pedirlo. Mejor aún, que nuestras prioridades se hagan suyas a sabiendas de que se puede ser más inclusivo a la larga. Cuando nuestras preocupaciones se encuentran naturalmente entre las suyas, la confianza se da más fácilmente.

Muy a menudo, es irrealizable llegar al punto de ser naturalmente inclusivos con las personas con discapacidades. El largo brazo de la discriminación en contra de las personas con discapacidad es fuerte e influye en la manera en que la gente mira su propia discriminación. No pueden conectar los puntos de sus propias experiencias con las de quienes son discapacitados, incluso si comparten una historia o un pasado en común. O sea, ¿cuánta gente estaría afuera marchando por George Floyd si él fuera alguien que tuviera una discapacidad intelectual? De verdad me lo pregunto y no lo sé. Ha habido bastantes personas negras discapacitadas que la policía ha asesinado. Las estadísticas dicen que alrededor de la mitad de los asesinatos policiales han sido de personas discapacitadas de color.[1] Ahora mismo, pareciera que una vez más todos pasaran por alto este hecho.

[gráfica de la frase las vidas de discapacitados African americanos importan. Diseño por @jtknoxroxs]

Así que, ¿qué es lo que quiero ahora? ¿Qué lograría que dejara de quejarme y de sentir que este movimiento está escuchando verdaderamente a las personas discapacitadas que son negras, trans, pobres, indígenas, no binarias o blancas?

Primero, dé un nombre a nuestra historia compartida. Diga que alguien es discapacitado y negro. Diga que fueron asesinados porque les temían por ser diferentes y neurodiversos. Diga cómo la policía no desea intentar comprender cuando alguien se presenta de una manera que los hace sentir incómodos.

Segundo, reflexione sobre su propia historia de discriminación en contra de las personas con discapacidad y cómo usted ha optado mirar para el otro lado cuando un policía o un familiar ha asesinado a una persona discapacitada. Dese cuenta de que usted puede considerar la pérdida de aquellas vidas más como hechos tristes que como actos criminales porque esas personas no eran “normales”.

Si usted es una persona negra, indígena o de color (BIPOC, por sus siglas en inglés), ¿cómo hace un espacio para sus hermanos y hermanas discapacitados? Si usted está protestando en las calles, ¿los otros manifestantes son discapacitados? ¿Se menciona si quiera la discapacidad? ¿El evento es accesible? ¿Hay transporte fácil de usar, adaptaciones, ayudas auditivas, descansos disponibles?

Tiene que haber un nuevo nivel de aquello que no va a ser más una cantidad aceptable de prejuicios y discriminación de personas negras discapacitadas. Cuando levantamos esa persona hacia arriba, ellos nos levantan a todos. Cuando apoyamos la neurodiversidad de alguien, tenemos que apoyar su jornada a lo largo de esta sociedad tal como se ha dado, incluidos los efectos de ser negro o gay en un mundo que ridiculiza tales factores y que se ha salido de sí para perseguirnos por ser nosotros mismos. Cuando nos demos cuenta de que no somos tan diferentes de cada uno, solo entonces viviremos una paz verdadera.

Luche por nosotros cuando no podamos estar en las calles; actúe como si fuéramos su hijo y, de verdad, permita que llevemos nuestras vidas llenas de posibilidades, o sea, el tipo de vida que usted aspira llevar para usted mismo. Levante sus puños iracundos en contra de la injusticia que vivimos día a día, especialmente nuestra familia BIPOC discapacitada. Deje que nuestras voces se oigan. Deje que se nos represente.

[1] Consulte la sección “Police Brutality and Disability” (Brutalidad policial y discapacidad) en la página web de Black, Disabled, and Proud: College Students with Disabilities (Negros, discacitados y orgullosos: estudiantes universitarios con discapacidades) https://www.blackdisabledandproud.org/black-lives-matter.html

Skip to content